TALLER COLECTIVO DE EDICIÓN

COLECTIVO EDITOR EN CONTEXTOS DE ENCIERRO, BUENOS AIRES, ARGENTINA. Integramos el Programa de Extensión en Cárceles de la Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

Despedida

por Máxima

Ilustración de Araceli

Ya muy tarde
estamos aquí
y sin tristezas ni llanto
te vas de mí

Yo siempre quise amarte
y así lo haré, más tú te vas
lejos de mí

¡Vete! Porque lo que yo siento
tú jamás lo sentirás,
y la herida que me dejas
¡jamás la tendrás!…

***

En lo personal, les recomiendo leer, ya sea cualquier obra, poesía, poema, es bueno.  Como Balada de Claribel, de Franz Tamayo, o autores como Pablo Neruda y Gabriel García Márquez. Mi favorita es esta de Juan de Dios Peza: “Reír llorando”. (Algunos versos).

 

¡Cuántas! veces al reír se llora
Nadie en lo alegre de la risa fíe,
porque en los seres que el dolor devora,
el alma gime cuando el rostro ríe.

Si se muere la fe, si huye la calma,
si sólo abrojos nuestra planta pisa,
lanza a la faz la tempestad del alma,
un relámpago triste: la sonrisa.

[…]

El carnaval del mundo engaña tanto,
que las vidas son breves mascaradas;
¡Aquí! aprendemos a reír con llanto
y también a llorar con carcajadas.

***

Dedicado a todas las personas que se encuentran en torno mío, seguramente tú al leerlo vas a identificarte con algunas líneas o estrofas de este poema. En especial, dedico estas líneas a mi esposa Teresa L. P. P., a Karen Maxi, Ariel Marcell, Santino y Alejandro y a todas las personas que de alguna manera estuvieron junto a mí.

Sigamos resistiendo

Maikel-PVC (Norberto Romano)

Taller de Fotografía Estenopeica del CUD, 2019

Sigo resistiendo después de dos décadas en cautiverio. Han pasado varios presidentes y la institución carcelaria sigue sin ningún plan modificador de todos los errantes o fuera de la ley.

La pandemia no me agarró en Italia ni en México, pero sí en Marcos Paz, Complejo N. º 2, donde desde el comienzo nunca pararon de construir cárceles. Me la pasé viendo por el patio o por mi ventana trabajadores sin que a nadie le importe la cuarentena.

Es algo que nadie ve, pero desgraciadamente tuve la oportunidad de ver cómo el Estado sigue queriendo encapsular a las personas marginadas, estigmatizadas, y lo que vi también es lo mucho que vienen los femicidas. Están llenándose las cárceles de estos perversos que pareciera que no hubieran nacido de una mujer.

Es una simple síntesis de este humilde escritor que sacó su primer libro digitalizado, “El encierro no te cambia, el cambio sos vos”, que está editando mi abogado Nicolás Robles, y durante esta pandemia y cuarentena terminé un segundo libro, “Análisis desde el encierro en épocas de pandemia”.

Ahora, tratando de que se haga corta mi estadía, estoy escribiendo un cuento llamado: “Quisieron ser crack”. Conocí muchos pibes que hoy son gente grande y por frustraciones los devoró la mala junta, el barrio marginal, etcétera.

Y para concluir, espero que alguna vez muchos lectores puedan criticar a este humilde escritor y estudiante de la carrera de Filosofía y Letras. Despidiéndome con un fuerte abrazo para todos los que son resistentes y no bajan los brazos. Dios los bendiga.

Gambeteando el empedrao

Peripecias de un liberado

por Cristian Cuevas

Salió en libertad con todas sus vivencias, sus miserias, alegrías y esperanzas a cuestas.

Salió formado o formándose, pero con las herramientas que le aportó la educación formal e informal; y con 7 años y 4 meses de cana en el lomo. Vivió en una cárcel, sobrevivió a una cárcel. Sobrevivió no en sentido material, orgánicamente, sino que sobrevivió al no dejarse absorber por ese sistema, sin que su propia estructura, su esencia, su persona haya sido afectada. En el medio vio muertes, torturas, injusticias propias y ajenas, miserias, así como lo grande que puede ser un ser humano ante situaciones límites. También vio lo peor de un ser humano. Y a eso, su esencia resultó inmune. Hasta fortalecida, diría.

Fue condenado a la pena de 8 años de prisión, la mínima de un homicidio, sin haberle disparado a nadie. No es para canonizarlo, pero sí para tener en cuenta la desproporcionalidad de las penas. No entró por una puerta y salió por la otra, entró por una muy fea por la calle Pedro Lozano y salió por un portón verde militar de la calle Bermúdez. Ninguna era giratoria.

Leer el resto de esta entrada »

La divina pandemia

por wk-pvc

Capítulo 1. Día 2 de la pandemia (coronavirus), aislamiento total

Estoy solo en mi casa con mi perrito Charly. Hace dos días que no me anda el celu y la única comunicación que tengo con el exterior es a través del Facebook. Ayer, antes de que se cumplieran las 24 horas, comimos ravioles con un amigo. Me contaba que no tiene provisiones y que está viviendo solo en la villa. Le dije que se traiga un colchón y se quede acá, que yo tenía alimentos para pasar la cuarentena, pero no lo convencí y decidió irse. Igual le aclaré que en mi casa ya no entra nadie ni sale nadie, hasta que todo se tranquilice. Asintió con la cabeza. Luego cada uno fumo su “Remedio”, y se marchó. Desde entonces estamos solos con mi perrito. Ya tuvimos varios roces, pero aun así, nos toleramos… La convivencia con un perro se torna tediosa cuando es una relación mercantilista, puesto que él solo me quiere porque le doy alimento y así no es la cosa, tendría que hacer algo por la casa (no sé, Charly, copate), pero el loco solo fuma y come.

Hago una aclaración antes de continuar, no quiero hacer alarde de esto, lo cierto es que cuando me pongo a escribir, mi cerebro se transforma en modo escritor y se empieza a volar porque quiere tocar todas las teclas como si fuera un piano y él se cree o me creo o nos creemos jeje Bach, Sebastián Bach, rápido, esquizofrénico, veloz con el piano, aunque lo mío es solo un delirio no más jaja continúo… Escribo rápido y lo que a mí se me cruza por la mente es algo así como les pasa a ustedes que no pueden controlar sus emociones y ni hablar de sus mentes, ironía jeje no se ofendan, no quiero ningún ofendido en mi Face, quiero todo alegría y positivismo jaja ironía de nuevo jeje.

Como les estaba contando, estar tan solo me recuerda a los buzones de la prisión, porque dentro del aislamiento existen otros aislamientos. Es por eso que me encuentro más aislado que nunca y, como no puedo hablar, escribo. Escribo porque el aburrimiento es total y quizás pienso hacer un libro con esta experiencia, si es que todo sale bien. Y tiene que salir bien, va a salir bien carajo, para todos, la concha bien de la jaja. Ustedes ya saben jeje.

Continuará…

Leer el resto de esta entrada »

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9